Fences crea áreas sombreadas en el mismo escritorio, donde podremos alejar de manera ordenada los íconos de los programas que deseamos. La gran ventaja, es que se comportan como “carpetas” en el mismo escritorio. Es decir, podemos cambiarles de tamaño a las áreas sombreadas, y los íconos se ordenarán automáticamente.

Fences

Ordenando el escritorio, con Fences